miércoles, 28 de octubre de 2015

Correr sin Riesgos

Correr sin Riesgos
Correr sin Riesgos, con la masificación de la vida saludable, el correr como disciplina, especialmente por las mañanas, ha pasado a ser muy popular, sin embargo, los principiantes suelen encontrarse con dudas y problemas cuando comienzan en esta disciplina, después de todo, el correr se considera un ejercicio de alto impacto, es decir, puede tener una carga mayor en el cuerpo en relación a ejercicios más simples como el caminar, el cual por cierto se considera como un ejercicio de bajo impacto. Para quienes están comenzando en esta disciplina, se les recomienda seguir los siguientes consejos para empezar a correr.

Consejos para empezar a correr

El usar el calzado adecuado se considera como una de las grandes claves para poder comenzar en esta disciplina, además, es el primero de los consejos para empezar a correr. El no contar con un calzado adecuado para correr, se puede traducir en lesiones que pueden ser graves. Es importante siempre visitar a una tienda deportiva, en donde deberemos encontrar un calzado adecuado para que logre amortiguar el constante impacto que se generara al correr. También, nunca debemos correr con un calzado que se encuentra en malas condiciones, después de todo, se recomienda para evitar lesiones, que el calzado deportivo se cambien cada 300 o 400 millas.

La importancia del precalentamiento: Muchos cuando comienzan en cualquier disciplina, suelen olvidar algo tan básico e importante como el precalentamiento. Esta fase nos permitirá el aumentar de manera lenta nuestro ritmo cardiaco, sumado a que ayudara a disminuir el estrés que se puede generar en nuestro corazón cuando se comienza a practicar alguna actividad física. En el caso particular del correr, muchos dicen que un buen precalentamiento, es el realizar una caminata sencilla, seguida con un trote ligero por un par de minutos. Este tipo de preparación, también nos permitirá evitar problemas en nuestro ritmo cardiaco, así como en nuestra presión arterial.

La postura superior del cuerpo: Muchos cuando trotan o corren, lo hacen casi mirando al suelo, algo que está mal, después de todo, este tipo de postura, lo único que hace, es que se pueda generar una lesión en brazos, hombros, el cuello y en casos más graves la espalda. La postura correcta del tren superior, es con nuestras manos en el nivel de nuestra cintura. Se dice que nuestros brazos deberán estar en un ángulo de 90 grados, con nuestros codos a los costados de nuestro cuerpo. También se debe contar con una postura recta y erguida en todo momento, también debemos evitar que nuestra cabeza mire el suelo, ya que puede generar problemas en el cuello y columna vertebral ante el constante impacto que el cuerpo recibirá.

El ritmo de un principiante: Este es quizás el consejo para empezar a correr más importante para los principiantes y es que deben mantener su propio ritmo, después de todo, al ser principiantes, no tendrán la fuerza física para seguir el ritmo de quienes llevan años practicando esta disciplina deportiva. Una manera de identificar nuestro propio ritmo, es el notar que podemos respirar de manera fácil e incluso que podemos mantener una conversación sin agitarnos. Considerando esto, es posible que al comienzo, tengamos una velocidad inferior al resto, algo que es normal e importante de mantener, después de todo, el mantener nuestro ritmo, hará que evitemos eventuales problemas como el sobre exigir a nuestro cuerpo, lo que llevaría a lesiones importantes.

Nuestra respiración: Otro de los consejos para empezar a correr, es que debido a que no estaremos acostumbrados a la actividad física, deberemos respirar tanto por la nariz así como por la boca. Esto nos asegura que podamos recibir el suficiente oxigeno de cara a nuestros músculos.

Si no logramos tener una resistencia: Hay que considerar que muchas veces, quienes deciden optar por correr como un deporte, lo hacen luego de tener una vida sin realizar ningún tipo de ejercicio, el problema, es que debido a nuestra vida sedentaria, no tendremos una buena condición física. Si este es nuestro caso, será mejor comenzar a mejorar el estado físico con un ejercicio de bajo impacto similar al correr, como es el caminar. El practicar caminata, nos ayudara a mejorar nuestra condición física y se puede considerar como nuestro entrenamiento para poder llegar a una disciplina mas exigente como es el correr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario